Coplas históricas “Cádiz la de alma de niña” (Sonrisillas) 1990

Ya analizaremos mucho más a fondo a esta comparsa cuando nos toque hablar de ella en nuestro apartado de “Agrupaciones históricas”, una comparsa adelantada a su tiempo, diferente a todo lo demás  y que ya iría marcando ese estilo innovador que poco a poco fue introduciendo Antonio Martínez Ares en los años 90.

Por lo pronto nos centramos en sus pasodobles y en concreto en este, “Cádiz la de alma de niña”, uno más de tantos pasodobles que el niño dedicó a Cádiz. En este concretamente nos muestra su capacidad para sintetizarnos en dos minutos de pasodoble todo aquello que Cádiz abarca. Barrio de La Viña, cangrejos moros, su mar, el levante, las caballas, sus murallas, la libertad, sus cantes, sus fiestas, la caleta, las barcas, sus cañones, la Virgen del Rosario, sus piconeras, sus coros en carrozas, su historia romana, etc. Todo ello sintetizado en un pasodoble donde podemos ver de nuevo el uso de la prosopeya y la personificación, dos de las figuras literarias más utilizadas por este autor.

En la música del pasodoble también puede verse ejemplos de innovación y nuevas propuestas, ya que se trata de una música bastante peculiar, marcada por ese cambio de compás y tono en la mitad de este y ese final tan original.

Bajo mi punto de vista se trata de uno de los mejores piropos a Cádiz que se han hecho.

Cádiz la de alma de niña,
Cádiz del barrio La Viña ,
cangrejos moros.
Cádiz la novia del viento,
la del trajecito abierto
en alta mar.
Cádiz levante y caballa
forraita por murallas
por si las moscas.
La que conserva la llave
matarile de los mares
de libertad.
Cádiz de cante y de fiesta
la que de noche bosteza
por la caleta.
La que murmulla en las barcas
y la de las cien mil lanzas
puestas a pescar.
La de cañones callaos,
refugios “pa” enamoraos
que explotan besos.
De la virgen del Rosario,
la de las cruces de Mayo,
la de las Puertas de Tierra
de boca pa fuera
de niñas morenas…
la por siempre plateá.
Del vestío de piconera,
de luna y estrellas
y barquitos que juegan
a mirarse en el cristal.
La de las plazas toas llenas de niños
y todo lleno de palomas,
del sol al que se llama Don Lorenzo,
la de coros en carrozas.
La de Los Barrios y el Circo romano
que se duerme en tus entrañas,
la de ahora y siempre.
Cádiz de los tres mil años
de Cristo gitano
¿Por qué te querré?
¿Qué es lo que tienes?

Antonio Martínez Ares
“Sonrisillas” 1990

“El test de Sal” Laura Rivero Ramos.

Hoy tenemos el honor de poder hablar de una de las grandes voces y una de las grandes directoras del Carnaval de Cádiz, dedicada a la preciosa modalidad de Coros, modalidad que año tras año goza de una gran salud y nos trae muchísima calidad siendo en parte gracias a sus componentes y cualidades vocales cómo la de la corista que hablamos hoy, Laura Rivero Ramos.

A Laura la veríamos por primera vez sobre las tablas del Gran Teatro Falla en el año 2000 con el coro “La Guerra” de Germán García García y Luis Manuel Rivero Ramos quedándose este en preliminares.

No sería que la veríamos de nuevo en un coro hasta el año 2010 con el nombre de “La Academia” llegando este hasta semifinales.

Al año siguiente en 2011, en el tercer coro en el que participaría Laura en el concurso llegaría a la final ganando este el tercer premio de la modalidad llamándose ese concurso “El triángulo”.

A partir de aquí la trayectoria de Laura está plagada de auténticos corazos y premios hasta la actualidad, ya que en el concurso de 2012 volvería a entrar en la final con el coro “Bollywood” llevándose de nuevo el tercer premio, esta vez ya bajo la autoría completa de Luis Rivero.

Para el concurso de 2013 la veríamos en un autentico corazo cómo lo fue “Khumbayá” quedándose este en semifinales, coro que bajo mi punto de vista podría haber llegado a la final sin ningún problema. Este coro sería el primero en el que Laura sería la encargada de la dirección de este, bajo mi punto de vista se nota a mucho mejor y es todo un acierto que sea ella la directora ya que de este coro en adelante todos los coros de Luis Rivero tienen un salto de calidad importante y con un sello propio muy distintivo de los demás siendo parte clave de esto la dirección.

“El Orfeón” sería el coro en el que participaría en el concurso de 2014 llegando de nuevo hasta la final llevándose el tercer premio. En 2015 se quedaría en semifinales con el coro “Cadiz Oculto”.

En 2016 la veríamos de egipcia en una autentica locura de coro cómo lo fue “La Corte” entrando en la final y llevándose el cuarto premio de la modalidad.

Con el coro “El mayor espectáculo del mundo” conseguiría el primer premio de la modalidad en 2017, y no es para menos, un verdadero espectáculo de coro el que nos dejaría ese año Luis Rivero junto a su espectacular agrupación.

Pero es que para el concurso de 2018 volverían a traernos un corazo con mayúsculas y volverían a ganar el primer premio con “Vive, Sueña, Canta”.

Volveríamos a ver a Laura en este concurso pasado de 2020 cómo directora de nuevo del coro de Luis Rivero “Al sonar las doce” llevándose el cuarto premio

Desde aquí volvemos a agradecerle su colaboración y os dejamos su test.

1 ¿Cuál es tu comparsa favorita?

 “Robot”

2 ¿Cuál es tu chirigota favorita?

“Bien nos diste coba, Cristobal”

3 ¿Cuál es tu coro favorito?

Watusi

4 ¿Cuál es tu cuarteto favorito?

Tres notas musicales

5 ¿Cuál es tu autor favorito?

Luis Manuel Rivero

6 ¿Cuál es la mejor agrupación en la que hayas salido o hayas sido autor?

“Vive, sueña, canta”

7 ¿Cuál es tu músico favorito?

Luis Manuel Rivero

8 ¿Cuál es la mejor década del Carnaval de Cádiz?

Los 90

9 ¿Cuál es tu letra favorita?

Tango del coro “el Orfeón” “Llegó triste del colegio”, le tengo un especial cariño a ese tango porque me reflejo en mi hijo y el tango del coro “Cádiz oculto” “Permíteme que te cante”, va dedicado a los hermanos y tuve la gran suerte de cantarlo con los 4 hermanos en el Falla.

10 ¿Cuál es el recuerdo más bonito que tienes del Carnaval de Cádiz?

Mi primera final en el 2011.

Para la semana que viene os dejaremos “El test de Sal” del mítico cuartetero Jose Luis Piulestán.

El caro peaje del triunfo

Hace poco tiempo que terminé de ver “El ultimo baile”, una serie de Netflix que en diez capítulos nos repasa la carrera deportiva de la leyenda del deporte y del baloncesto Michael Jordan. En ella se puede contemplar el triunfo cosechado durante toda su etapa en los Chicago Bulls donde consiguió ganar seis campeonatos de la NBA y siendo uno de los íconos mundiales de los 90.

Por otra parte, como les ha pasado a muchas leyendas y les sigue pasando a las actuales, en el ecuador de su carrera siempre suelen tener una etapa complicada y dura, provocada en parte por la suma de triunfos, una época en la que de la noche a la mañana pasas de héroe a villano en un par de pestañeos, la gente que te llevaba hacia el triunfo es ahora la que te arrastra a la ciénaga de lo mediocre y el periodismo comienza a sacar sus garras de buitre y a oler la sangre para hacer de la carroña su alimento y poder así conseguir tumbar al icono.

Es curioso como esto ocurre como si fuese la escalada de un alpinista, comienzas en el suelo siendo solo uno más que pasa desapercibido y que no destacas por lo que haces, comienzas a ascender con todo la dificultad que eso conlleva y a base de palos vas subiendo poco a poco hasta que un día llegas a la cima y a lo más alto, cuando comienzas a saborear el triunfo y el gozo de la vista que tienes delante de tus ojos, hay que bajar y es el camino más duro y peligroso e influye tanto en ti que hasta tu llegas a creerte que tampoco ha sido gran cosa. Y llega el día en el que todo se acaba y tu reconocimiento llega cuando dejas el camino a un lado o cuando mueres, es así únicamente cuando se te vuelve a reconocer como lo que has sido, una leyenda.

Es el ciclo vital de una estrella y no hay quien se libre de él, hace poco lo pudimos ver con Juan Carlos Aragón, una vez que este falleció pudimos ver como finalmente se le dio ese reconocimiento y merito que siempre mereció pero sabemos que durante su trayectoria también tuvo que sufrir el desprecio y la deshonra de aquellos que ya lo querían acabado.

En el carnaval ha pasado con muchos, sigue y seguirá pasando, porque por desgracia llega a ser hasta inevitable, le sucedió a Paco Alba, Martín, Martínez Ares, Juan Carlos y ahora le está pasando a  Selu, Tino Tovar y sobre todo a José Antonio Vera Luque, del que ya se cuestiona su calidad a la hora de ganar y de hecho me atrevo a decir que fue una de las principales razones por las que decidió descansar en 2019, aparte de otros motivos que lógicamente desconozco.

Este mismo año hemos podido comprobarlo con dos autores, los primeros premios de chirigota y comparsa, José Antonio Vera Luque y Tino Tovar, “Los Cadizfornia” y “Oh Capitán, mi Capitán”, dos agrupaciones con razones de sobra para ganar el primer premio pero que se han visto cuestionadas en parte por lo que veníamos comentando anteriormente. Cuando es tanto lo que se ha ganado y tu zona de confort suele ser esa, por un lado comienzan a restar merito a tus triunfos y lo que antes era merecido poco a poco comienza a no serlo. Ya la gente comienza a ver que no eres tan bueno realmente haciendo aquello por lo que siempre destacaste y curiosamente de la noche a la mañana quieren sustituir a unos iconos por otros.

Esto último se ha visto bastante gráfico este mismo año con la chirigota de Puerto Real y las comparsas de Kike Remolino y Jona. La gente se cansa de que siempre ganen los mismos y dejan de evidenciar que si siempre ganan los mismos será porque probablemente sean mejores que los otros. Muchas veces no es tanto el deseo de que gane alguien que nunca lo ha hecho como el que deje de hacerlo el que lo hace habitualmente. Queremos lo nuevo, aquello que llega de sorpresa y fácilmente sustituimos a aquello que está ahí por meritos propios no dando valor a una obra que es verdaderamente una joya en todos los sentidos.

Yo mismo me subí a la ola de “Los impacientes” y no es que estos no merecieran el premio, realmente el concurso que estos chirigoteros hicieron fue espectacular e incluso en cierta parte al dar los premios el jurado me dio coraje de que no ganasen, pero luego fríamente pensé que realmente estaba movido por el deseo de que ese premio fuese para alguien que venía de nuevo y que aún no había experimentado aquello obviando en aquel momento que la chirigota ganadora es mejor y por ello merecedora absoluta de aquel primer premio. Lo mismo pasó con las comparsas de Kike y Jona que causaron el mismo efecto que la chirigota de Puerto Real y también quisimos en cierta parte que un cambio de ciclo llegase también en esta modalidad.

Luego, cuando toda la maquinaria del concurso se pone en pausa y escuchas detenidamente cada obra, te das cuenta donde está la cuestión y descubre que curiosamente “Los Cadizfornia” no solo es un primer premio incuestionable, sino que podría ser sin duda alguna la mejor chirigota de Vera y sobre todo si tenemos en cuenta la calidad de sus pasodobles, bajo mi punto de vista la mejor música que ha sacado este autor y el gran mazazo que dio encima de la mesa a base de cuplés, sencillamente insuperables.

Por otra parte tenemos “Oh Capitán, mi Capitán”, que sin ser la mejor comparsa de Tino es bajo mi punto de vista una digna ganadora. Es lo que te pasa cuando estás acostumbrado a que todo lo que traes es bueno que ya cualquier cosa que hagas sabe a poco, es peor que lo que ya sacaste antes y no es merecedor de ganar.

Yo lo llamo el peaje del ganador, como si fuese un precio por el que hay que pagar por ser bueno y hacer las cosas como corresponde, es la brevedad del triunfo y esa molesta presión y responsabilidad de tener que estar a la altura constantemente y de no fallar, verdaderamente se tiene que hacer insoportable.

 Hace un tiempo que vi el documental “La búsqueda” dedicado a Paco de Lucía, él mismo revela que en sus últimos años dedicados a la música no disfrutaba de ella, que cuando verdaderamente lo hacía era en sus inicios, cuando solo era un niño de 16 años que junto a su hermano Pepe comenzaban a ser artistas. Por aquel entonces, la guitarra era su forma de volar y no su jaula como lo era en ese momento. “¿Disfrutar?, yo ya no disfruto., lo hacía al principio cuando eso de tocar la guitarra era mi forma de expresarme y de sentirme liberado, ahora es una condena, un martirio, el salir y el saber que todos te están apuntando y observándote cada milímetro y esa presión de saber que no puedes fallar y que tienes que estar mejor que la última vez, es asfixiante, ya me temblaban hasta las manos”.

Cuando ya no estén entre nosotros y sus coplas dejen de sonar, no solo lamentaremos su ausencia, también volveremos a colocarlo en aquella estantería donde un día de la noche a la mañana fue quitado y sustituido por cualquiera que obviamente no era mejor.

Agrupaciones históricas “Esto es carnaval” 1987

Retomando de nuevo nuestra sección de “Agrupaciones históricas” hablaremos de la agrupación “Esto es carnaval” de Antonio Martínez Ares que pasarían por el teatro allá por el COAC de 1987 en la modalidad de comparsas. En años anteriores (1986 y 1985) concursaron en el  Gran Teatro Falla como “ De locura” y “Zombies”, consiguiendo una clasificación en el concurso de semifinales, mientras que con “Esto es Carnaval” se meterían en la final y ganarían un cuarto premio; una comparsa que lucharía por el primero junto a otras grandes comparsas en ese gran concurso de 1987 cómo lo fue, “A fuego vivo” de Antonio Martín (1º Premio), “Con Gancho” de Pedro Romero y Aurelio del Real (2º premio) o “Caballos Andaluces” de los “Majaras” (3º premio).

“Esto es carnaval” sería la cuarta comparsa del “Niño de Santa María”; suponía una regresión a lo más clásico, comparado con las dos comparsas anteriores con las que había concursado en los años anteriores, exceptuando la primera comparsa que llevó a concurso (“Requiebro”) de corte totalmente clásico y con la que también entró en la final.

Resulta curioso cómo el jurado en aquella época valoraba más comparsas de corte clásico que comparsas más arriesgadas y transgresoras (que no por ser clásica no se es transgresora) sino por lo que en aquella época suponía por ejemplo llevar un tipo tan moderno y arriesgado cómo de Zombi, Robots…etc; por otro lado, al público le encantaría esa nueva frescura y descaro, abriendo así caminos antes nunca explorados en la fiesta y marcando nuevos gustos en el pueblo.

Pero bueno en esta comparsa un jovencísimo Martínez Ares, cómo enamorado de lo clásico saca una verdadera joya, a tal nivel de cómo hemos dicho antes de ponerse a la altura y poder permitirse el lujo de compartir la final con comparsas y autores históricos en la fiesta.

Cómo datos curiosos esta sería la primera comparsa en la que saldría Antonio cantando y participando cómo componente, a parte de obviamente, ser el autor de la agrupación de la misma. También sería la primera vez que veríamos a un jovencísimo Carli Brihuega entre las filas de la comparsa de Martínez Ares, no cómo octavilla, sino cómo bombista teniendo grandes cualidades también para esta importante parte de una agrupación.

También si por algo es conocido Martinez Ares y es algo que le caracteriza cómo un gran autor es la valentía de sus letras y decir lo que piensa y siente, por aquella época se empieza a ver ya a un Antonio que va a saco con las letras. Pero claro esto suele venir algunas veces con polémica, y ese año con “Esto es carnaval” le cantaría un pasodoble en respuesta y contraposición a Javier Osuna, autor de “Los tontos de capirote”, ya que en el concurso del año anterior en el 86 estos cantarían un pasodoble conocido cómo “El antipiropo a la gaditana”, levantando así polémica entre estos dos autores.

“El test de sal” Jose Manuel Cardoso Romero.

La provincia siempre ha aportado al Carnaval de Cádiz todo un tesoro de coplas a lo largo de su historia y parte de este tesoro lo ha aportado Bárbate, en forma de grandes e importantes voces y también de grandes autores que forman parte de la historia de la fiesta. Hoy precisamente traemos a este nuestro espacio, el test de un ilustre barbateño y uno de los grandes autores de la fiesta, Jose Manuel Cardoso Romero.

Jose Manuel comienza en la fiesta en el año 1994 como componente de la comparsa infantil de Bárbate “¡Vaya Cartelón!” de Jesús Cabello y David Acereto que se hace con el tercer premio de dicha categoría. Al año siguiente con los mismos autores la comparsa se haría con el primer premio infantil con la comparsa “Cositas de mi tierra”.

En 1996 pasaría a la categoría juvenil de la mano de Francisco del Carmelo y Jesús Cabello, durante dos años estaría como componente de sus comparsas obteniendo en 1996 y 1997 las semifinales juveniles con “La feria de las vanidades” y “El tarro de las esencias”.

En 1998 saldría en su última comparsa juvenil, esta vez escrita por Jesús Cabello y con la música de Francisco Jesús Guzmán, se llamaría “El Retrato” y volvería a ser semifinalista.

Todos estos años de cantera, coincidiría con otro de los nombres propios del Carnaval de Cádiz y de Bárbate, Arturo Guzmán, una de las grandes voces de la fiesta.

En el año 2002 se estrenaría como autor de la fiesta en la categoría de adultos, llevando la letra, la música y la dirección de la comparsa “Buenas nuevas”, en la que también sería componente de la misma aportando su guitarra. Francisco Jesús Guzmán y Antonio Reyes les acompañarían en la autoría de esta comparsa que alcanzaría las semifinales de aquel año.

No correría la misma suerte su comparsa en 2003, “Los entendios” ya que esta bajaría considerablemente el listón con respecto al año anterior, y se quedaría en la fase preliminar.

Se volverían a alcanzar las semifinales en 2004 con “Los licenciados” cuya letra correspondió a Antonio Reyes que comenzaría a poner letra a la comparsa barbateña mientras que Jose Manuel sería el autor de su música. También alcanzaría la semifinal de la categoría juvenil con la comparsa “Entre mis sueños” a la que también fue su autor musical. También fueron semifinalistas en 2005 con la comparsa “Los fundadores”.

Llega 2006 y sorprendentemente, su comparsa “La clase obrera” se queda en preliminares, un comparsa que gustó bastante a la afición y que mereció mucho más en aquel concurso. A día de hoy muchos aficionados en los que yo me incluyo, aún no entendemos que esta comparsa no pasara la fase preliminar.

Con “Los risoterapeutas” alcanzarían la semifinal en 2007, una comparsa que contaría con Arturo Guzmán como director de la misma.

Hasta cuartos llegaría “Los que vienen en platillo volante” en 2009, una comparsa de idea y tipo más que arriesgado y vistoso. La misma suerte correría “De estraperlo” en 2010, año en el que le pondría música a la comparsa infantil “la cruzada de los niños” que alcanzarían las semifinales.

2011 dejaría la última comparsa en la que ambos formarían esa dupla de autores, “El rey de mi casa”, la comparsa se quedaría en preliminares.

En 2012 Jose Manuel Cardoso se hace con la autoría completa de la comparsa y saca “Los levantera”, la comparsa vuelve a quedar en preliminares.

Llega 2013 y Jose Manuel inicia un nuevo proyecto junto a Kike Remolino, ambos llevan al teatro la comparsa “Los validos”, una valiente y original comparsa que termina por confirmarse como una de las comparsas del año. La comparsa llega por meritos propios a la final consiguiendo el segundo premio por detrás de “La comparsa del genio” de Antonio Martín. También dejaría alguna que otra música para la comparsa de Tarifa “La Fanfarria” que no pasaría la fase preliminar.

En 2014 vuelve a llevar a una comparsa a la final, esta vez junto a Antonio Rivas y Raúl Cabrera, “Los hombres negro”, se hacen con el tercer premio de aquel año.

Tras aquel tercer premio Jose Manuel Cardoso permanece cuatro años ausente del concurso, aunque llego a llevar la autoría de la comparsa “Los doce” en 2016, pero finalmente por motivos personales abandonaría el proyecto y Miguel Ángel García Argüez “El Chapa” cogería la autoría de la comparsa junto a Jose Manuel Aranda y Manuel Sánchez Alba “Noly”.

 Hasta 2018 no cogería la autoría de una comparsa, esta vez poniéndole letra a la música de Pepito Martínez en la comparsa “Los incontrolables”, cuartafinalista de aquel concurso.

En 2019 volvería a sus orígenes, Bárbate, y de nuevo volvería a formar pareja de autores junto a Antonio Reyes ocho años después. Ambos sacan “La sagrada familia”, una comparsa que llegaría hasta cuartos de final.

Su última comparsa la vimos justo este año, “Los del Ferry”, en la que Jose Manuel se encargaría de ponerle música mientras que la letra correspondería a Jose Miguel Romero Martínez y Pedro Éscamez. Comparsa de Ceuta que llegaría hasta cuartos de final.

Aquí termínanos la trayectoria de un gran autor, poco considerado para una gran mayoría pero bastante reconocido para aquellos que vamos mucho más allá de lo mediático y popular y que nos ha dejado verdaderas joyas escritas y musicales.

Desde aquí volvemos a agradecerle su colaboración y os dejamos su test.

1 ¿Cuál es tu comparsa favorita?

Soplos de Vida

2 ¿Cuál es tu chirigota favorita?

Los Yesterdays

3 ¿Cuál es tu coro favorito?

La Tienda la Cabra

4 ¿Cuál es tu cuarteto favorito?

Tres notas musicales

5 ¿Cuál es tu autor favorito?

Antonio Martín

6 ¿Cuál es la mejor agrupación en la que hayas salido o hayas sido autor?

Los Válidos

7 ¿Cuál es tu músico favorito?

Paco Alba

8 ¿Cuál es la mejor década del Carnaval de Cádiz?

Los 90

9 ¿Cuál es tu letra favorita?

Son tantas, no me puedo quedar sólo con una

10 ¿Cuál es el recuerdo más bonito que tienes del Carnaval de Cádiz?

El carnaval de 2004, las vivencias q tuve con mi comparsa barbateña Los Licenciados

El martes que viene os traeremos el test de la corista Laura Rivero Ramos

Menuda coba la del Covid

Menuda coba que está dando este maldito virus, no he visto nada más malaje en mi vida, pero es lo que nos ha tocado y por suerte no estamos lamentando algo peor como han podido sufrir muchas de las familias afectadas por este asunto.

Hay que mantener la distancia, y eso nos obliga a suspender todo aquello que implique aglomeración y la socialización de las personas, algo más que necesario en esta sociedad en la que vivimos ya que es más que imprescindible el contacto entre nosotros.

Comenzaba el año con la amenaza de un virus que fácilmente podía extenderse por todo el país, como así ocurriría finalmente ya que antes de que comenzara 2020, ya existía casos en China de contagios y propagación de dicho virus, pero el carnaval se libro por los pelos. Fue la última fiesta en celebrarse ya que la siguiente tras el Carnaval fueron las Fallas de Valencia, la primera fiesta nacional en suspenderse y así sucesivamente se fueron uniendo a la suspensión todas las que vendrían después. Resulta inquietante  ponerse a pensar que a solo cuatro días antes de que se decretase a nivel nacional el Estado de Alarma, las calles de Cádiz estuviesen llenas de personas disfrutando del carnaval de calle, haciéndose fotos y manteniendo contacto con la gente del carnaval. Afortunadamente una vez que el virus comenzase a extenderse por todo el territorio nacional, Cádiz figuraba como una de las ciudades con menos índice de contagios y de ingresos.

Pero claro llegan los meses de verano y hay que cuidar lo único que se incentiva en es este país, el turismo, una vez que el alemán y el inglés se van de la misma forma que lo hace el calor, llega el frio y con ello de nuevo la ruina, el paro más cruel y que cada palo aguante su vela.

Y ahora llega septiembre y de nuevo esa incertidumbre de hasta dónde conduce esto y si volveremos de nuevo a ese estado que teníamos antes de que el verano nos abriera un absurdo paréntesis. Hay que vivir con ello, manteniendo las medidas oportunas, pero tenemos que llevar nuestra vida lo más normal posible, pero siendo realistas tiene que pasar aun mucho tiempo para reunir a un gran grupo de personas para celebrar algo como un Carnaval de Cádiz.

La decisión no cogerá a nadie por sorpresa, ya que no solo es lo más sensato sino que hasta el Tato sabía que la posibilidad de que se pudiera celebrar el carnaval 2021 era más que improbable, como una vez más se antoja que tampoco se celebre todas y cada una de las fiestas que vienen después, ya que aunque a día de hoy salgan gurús y “expertos en vacunas” de debajo de las piedras cada día que aseguren que esto ya mismo termina, la vacuna va a tardar más de lo que queríamos, y ojala en esta ocasión el que esté equivocado sea yo.

La decisión no es que sea acertada, es que no hay cabida para otra decisión que no sea esa y lo es por muchos motivos. El primero y principal no es otro que garantizar la seguridad y la salud de participantes y asistentes y frenar con ello los posibles contagios, algo que no se garantiza y por ello no da lugar a otra probabilidad. La segunda es que si finalmente se hubiese propuesto un concurso a puerta  cerrada, este sería sin la modalidad del coro ya que este en consenso comunicó que no participaría en el próximo COAC fuese cual fuese la decisión que se tomara finalmente por parte de las otras modalidades del concurso. Una de las medidas a adoptar es la limitación del número de personas a la hora de reunirse, por tanto se hace imposible que un coro pueda ensayar de cara a un posible concurso y por tanto se hace impensable que el COAC se celebre a falta de una de las modalidades y más si contamos que se trata del coro, la única modalidad cien por cien original del concurso. A parte de esta cuestión se hace impensable que el resto de las modalidades no muestren su solidaridad hacia esta cuestión.  Y por ultimo una de las razones más importantes es que con ello se olvida la parte más fundamental e imprescindible del carnaval de Cádiz, y no es otra que la afición. Hacer un Carnaval de Cádiz sin público asistente, sin afición y sin que este pueda celebrarse en la calle, carece de todo sentido y por lo tanto la naturaleza pura de la fiesta se perdería desde el primer segundo dando lugar a un sinsentido que tendría que ver con cualquier cosa menos con el Carnaval de Cádiz.

Por esto mismo y por mucho que nos duela, hasta que no se pueda garantizar que el concurso y el Carnaval de Cádiz cumpla con lo esencial, presencia de las cuatro modalidades del concurso, presencia de público y la posibilidad de poder celebrarlo en la calle sin que nada de esto afecte a salud de sus integrantes y aficionados, hablar e intentar inventar formulas de “Y si esto pudiera ser..” “Pero cabe la posibilidad de…” y más inventos, es solo buscar protagonismo absurdo y barato, y querer ser más papista que el propio Papa.

Se habla de la creación de un concurso virtual y seguramente que saldrán más propuestas adelante para intentar de alguna manera que aun sin concurso, las coplas y el espíritu que el Carnaval de Cádiz tiene no se pierda, aunque de ninguna de las maneras será lo mismo y para aquellos que no sabemos vivir sin ello nos será bastante complicado.

Por otra parte creo que a muchos nos servirá de escarmiento, ya que de la misma forma que muchos autores necesitan apartarse del concurso para reflexionar y volver a él una vez que ese parón les haya servido para ordenar ideas, al aficionado también le podría venir bien un año de ausencia y de esa forma aprender a valorar un concurso y una fiesta que últimamente entre todos no estábamos cuidando, mimando, respetando y valorando de la forma que esta merece, no sé, quizás muchas veces nos hace falta el perder las cosas para que empecemos a valorarlas como tal.

Cádiz y su carnaval nos enseña a mirar la vida desde una perspectiva más positiva y alegre siempre que la pena viene a jodernos, así que de la misma forma que el confinamiento nos trajo como positivo el poder dedicarle a los nuestros todo ese tiempo que en circunstancias normales no le hubiésemos dedicado, aprovechemos al máximo para hacer y dedicarle nuestra atención y tiempo a todo aquello que el carnaval nos quita.

Quizás en 20021 nos demos cuenta de lo importante que es el Carnaval de Cádiz no solo para Cádiz y su gente, sino para el resto del mundo, ese que necesita de esa forma de ver la vida, de ese espíritu critico, de esa ironía, de esa gracia, de esa musicalidad infinita, de esa forma de reivindicar a los poderes, de esa poesía y de esa infinita e inmensa fuente de arte y de expresión que solo tiene el Carnaval de Cádiz y más aun cuando en los tiempos tan inciertos en los que se vive, es más que necesario que el pueblo hable de la forma en la que lo hace Cádiz en carnaval.

Hemos vuelto

Estamos de vuelta, tras un merecido descanso y viendo que la actividad, aun siendo restringida en la mayoría de los casos, vuelve a su punto de partida, no queríamos ser menos y por ello tal y como dijimos antes de marcharnos, una vez llegado septiembre nuestro blog vuelve a su rutina.

Llega un septiembre algo raro y decepcionante a la vez, ya que por desgracia este septiembre no tendrá ese punto romántico y especial que este mes siempre ha tenido con respecto al Carnaval de Cádiz. Septiembre siempre fue ese mes en el que muchas de las obras que luego cobran vida en el Gran Teatro Falla por el mes de Febrero empiezan a fraguarse a fuego lento, es un mes lleno de creatividad y de reencuentros que esperan ansiosos el calor de un local de ensayo, pero este año todo se ha fulminado a causa de este maldito virus que ha terminado por confirmar que no habrá COAC en 2021 y por tanto tampoco lo habrá en la calle.

Todo esto nos hace plantearnos que hacer en fechas de carnaval con el contenido de nuestro blog, ya que el COAC es uno de los principales temas de nuestro blog desde Enero a prácticamente finales de Marzo. Así que ambos tenemos que sentarnos a hablar y decidir de qué manera nuestro blog va a adaptarse a toda esta nueva situación, de la misma forma que todo se está adaptando a toda esta nueva forma de vivir. De todas formar ambos llevábamos ya bastante tiempo planteándonos una forma diferente de llevarlo a cabo, ya que nuestras ocupaciones personales cada vez nos dificulta más el llevar nuestros contenidos al día, todo eso sumado a que a finales de año estrenare paternidad y como es lógico y necesario, ello me ocupara bastante tiempo. Así que es buen momento para darle a todo esto un nuevo enfoque y manera, pero ambos tenemos que hablarlo tranquilamente.

Mientras que llegue ese día en el que decidamos que hacer el año que viene quería comunicar que nuestro blog retomará la actividad el día 7 de Septiembre con una entrada en la que hablaremos de la decisión de no celebrar el COAC 2021, daremos nuestra opinión al respecto y dejaremos alguna que otra reflexión sobre el tema. El martes día 8 comenzaremos con nuestro primer test tras el descanso dedicado a José Manuel Cardoso y el jueves día 10 dedicaremos nuestro espacio de “Agrupaciones históricas” a la comparsa “Esto es carnaval”.

Y así seguirá la dinámica de nuestro blog, cada lunes una entrada dedicada a hablar sobre cualquier aspecto del Carnaval de Cádiz, cada martes un nuevo test y cada jueves alternando las agrupaciones con las coplas históricas.

Quedan cosas bastante interesantes así que estar muy atentos.

Salud y Carnaval.

Paramos para volver en Septiembre.

covid-19-coronavirus-vacaciones-verano-playas-hoteles-esquire-1588173882

Hacemos una parada en el camino, necesaria ya que tanto José Antonio como yo nos vemos envueltos en otros proyectos y responsabilidades que muchas veces nos hacen no poder atender de la forma que queremos este espacio al que tanto cariño tenemos.

Por otro lado viendo el mes en el que nos encontramos, vemos que nuestros seguidores ya están pensando más en él flotador que en nuestras entradas a pesar de que este año las vacaciones se presentan un poco desconcertantes a causa del malaje bicho este… La coba que nos está dando es mortal…

Volveremos en Septiembre con más tests, más agrupaciones y coplas históricas y con novedades…

Felices vacaciones, (quien las tenga) y nos vemos a la vuelta.

Salud y carnaval.

 

Iván Romero Castellón, y su excelente forma de hacer humor (segunda parte)

Seguimos hablando esta semana de la magnífica trayectoria de Iván Romero Castellón un joven autor que ha sabido darle al Carnaval de Cádiz un giro de 180 grados, mostrándonos un estilo propio y muy diferente al del resto de autores.

Seguimos hablando de su trayectoria en cuartetos cómo en su día lo hicimos de su paso por la comparsa. La semana pasada lo dejamos en todo lo alto después de dar un pelotazo con “Los que están al pie del cañón ganando así su primer premio en cuartetos.

En el concurso del año 2014 volvería al cuarteto demostrando que no fue suerte de un día ganar el primer premio de cuartetos el año anterior, volviendo así a ganar el primer premio de nuevo en la modalidad con “Los Pepegym” con una agrupación que sin duda fue la sensación de aquel concurso.

2014los-pepegym-1

Cuarteto “Los Pepegym” (Primer premio de 2014)

Y es que quien no recuerda aún aquel himno que todo el mundo cantaba (y siguen cantando hoy día muchos) de aquel personaje de “Carmen La Nerviosa”. Un concurso en el que fueron a más ganándose todo el respecto del público y brindando un espectáculo muy cercano y natural con la gente, un estilo que es marca de la casa de este autor y que es de agradecer.

En 2015 saldría bajo el nombre de “Los Cansinos” ganado el tercer premio y compartiendo autoría en letra y música con Daniel Fopiani. Un muy buen cuarteto pero que fue de más a menos en el concurso y eso le pasó nota.

“Este año salimos de milagro” sería el cuarteto que sacaría de nuevo junto a Daniel Fopiani y su mítico grupo en el concurso de 2016 ganando el segundo premio de la modalidad. Un cuarteto que creó unas muy buenas sensaciones y conectó con el público desde el primer día; hacer especial mención de la actuación cómo interprete del propio Iván cómo “Cristo” siendo realmente genial y desternillante cualquier intervención suya durante la actuación, teniendo un age innato para expresar muy bien que es de un cuartetero gaditano de gran categoría. Un cuarteto que podría haber ganado perfectamente también el primer premio, que se lo llevaría el cuartetazo de ese año del Gago “Asociación Local de Comerciantes Asociados, Representado, Arrejuntados, Juntos y Organizados (A.L.C.A.R.A.J.O)”.

2016Este-ano-salimos-de-milagro1

Cuarteto “Este año salimos de milagro” ( Segundo premio de 2016)

No sacaría más cuartetos hasta el año 2018 con la vuelta del Morera a las tablas del Gran Teatro Falla participando cómo autor y componente junto a este y Carlos Meni sacando dos verdaderas joyas de cuartetos de lo que llevemos de siglo ganando el primer premio indiscutiblemente con “El equipo “A” minuscula (comando caleti)” en 2018 y “Brigada amarilla (agüita con nojotros)” en 2019.

Este año volvería con su mítico grupo de jovenes cuarteteros y a llevar el solo la autoría de la agrupación ganando el primer premio con “El cuarteto del More..”. Un cuarteto con unos personajes geniales dando en la tecla del acierto completo, con parodias buenísimas y sobre todo mucha poca vergüenza y age sobre las tablas. Los cuplés son buenísimos. En fin, combinación perfecta de calidad en repertorio y actuaciones brillantes que le llevarían a ganar el primero a pesar d ir a menos en el concurso.

07701_2_2020el-cuarteto-del-more

Cuarteto “El cuarteto del More…”( Primer premio de 2020)

Le pondría este año también letra al repertorio del cuarteto infantil “De ilusión también se vive” llegando hasta semifinales.

Iván pertenece a una saga de grandes y jóvenes autores junto a sus dos hermanos Borja y Yerai, diferentes, originales y que ya atesoran premios en la modalidad del cuarteto. Estamos convencidos de que a los tres les depara un futuro plagado de éxitos en el Carnaval, cómo ya estamos viendo, puesto que los tres tienen los ingredientes necesarios para poder llegar a lograrlo, juventud, pasión y un extraordinario talento.

Coplas históricas “Quizás por que mi mare” (La mar de coplas) 1990.

1990LA-MAR-DE-COPLAS2

Como dice mi amigo Portilla cuando nos ponemos a buscar cual es la mejor comparsa de Antonio Martín, “Que dedo me corto que no me duela”… Difícil tarea, ya no por la  cantidad de comparsas que el maestro nos ha dejado en cincuenta años de Carnaval, también por la calidad que tiene cada una de ellas, sería más que complicado quedarse con una de ellas.

Yo personalmente y entendiendo que para mi también es una  complicada tarea, siempre tuve predilección por tres de ellas, “Entre rejas”, “La mar de coplas” y “Encajebolillos”, ya no es que me encanten, es que sería imposible recordar el número de veces que he podido escuchar cada una de ellas.

Hoy me centro en una de las tres citadas, “La mar de coplas”, una de esas comparsas donde no puedes poner ni un solo pero, pues todas y cada una de las composiciones son realmente brillantes. No me extenderé mucho ya que como es lógico, esta comparsa forma parte de nuestro apartado de “Agrupaciones históricas” y allí será cuando mis dedos comiencen a derretirse a la hora de hablar de la que a mi gusto es una de las mejores comparsas de todos los tiempos, lo tiene absolutamente todo.

Una de las cosas que más me llama la atención de esta comparsas es su pasodoble, musicalmente es uno de los que más me gusta de los que ha hecho Martín. Siempre fui muy defensor de que las músicas de los pasodobles e incluso de los cuplés tienen que ir acorde con el tipo, una comparsa que vaya de demonios tiene que tener una música más agresiva y temperamental que una comparsa que vaya de ángeles, que buscara una melodía más suave y agradable, por poner un ejemplo. La música de pasodoble suena a mar, partes donde el pasodoble se mece como una barca y otras donde rompe como la ola en la escollera, con un magnifico trío que acaricia de la misma forma que la ola acaricia la arena en la orilla. De la interpretación del pasodoble poco que decir, ya que hablamos de uno de los grandes grupos de la historia de la modalidad.

Como letra resaltamos “Quizás porque mi mare”, un pasodoble que define totalmente a Antonio Martín y la forma de llevar su orgullo gadita en mucha de sus letras, uno de sus principales características como autor. En él nos cuenta que nació caletero, en la orilla del mar y por eso cuando está lejos del mar se siente extraño y ese orgullo es la razón por la que es coplero y por lo tanto marinero de una mar de coplas llamado carnaval de Cádiz.

Un pasodoble que realmente viene a decirnos que debido a la forma y el lugar en el que vino a nacer, su vida ya estaría marcada para terminar siendo uno de los autores más importantes de la historia del Carnaval de Cádiz.

Quizás porque mi mare me vino a parir
como a una mojarrilla a la orilla del mar
cuando del mar me alejo
en la distancia muero,
tal vez porque fue Cádiz en donde yo nací,
la sangre de mis venas esté bañá de sal
y de tanto soñar cerca de la Caleta
igual que el poeta me crea marinero.
Gadita y marinero pa que quiero más,
es toda mi fortuna, toda mi ilusión,
y es como una locura que me esté matando
pensar que no existe más meses en el año
que el de febrero para ser coplero
de esta tradición.
Y que un año más luzca con letras de nácar,
en la proa de mi barca el nombre de Carmela
y una vez mas salpique las olas de plata
pa refrescar mi sueño
amontonado sobre la arena.
Y aunque sirva de risa gritarlo no puedo
es como una caricia que a mi me disloca,
quizás porque mi mare me parió sin más
en la orillita del mar,
el alma se me ahoga en este mar de coplas.